Progreso inmóvil

Mucho ha cambiado Andalucía en este medio siglo de democracia y autonomía. Como todas las regiones del mundo civilizado, más o menos, es decir,  a rastras del progreso (y del negocio) tecnológico. Pero hay indicios incontrovertibles de que, en aspectos básicos, estamos donde estábamos. Decía el cura Diamantino –aquel «jornalero de Dios» que arrancó espárragos…