Haciendo tiempo

A falta de mejores objetivos, los partidos andaluces se entretienen con sus minicrisis internas. El PP confía en que la provisionalidad actual del PSOE mitigue el desgaste que a él le habrá de producir su pulso con Madrid, mientras el PSOE contempla con agrado la fractura que Podemos escenifica a su izquierda y el miniseísmo…