Pendientes de Madrid

A nuestra autonomía le faltan mareas. No funciona de verdad, no es propiamente autónoma, sino dependiente de Madrid, entendiendo por Madrid el viejo foco centrípeto que toda la vida ha hecho de la política un teatrillo de marionetas: no son los responsables locales quienes deciden sino que se limitan a actuar movidos por las cuerdas…