Cómo nos ven

Parece que en las recientes elecciones generales el nacionalismo conservador catalán, como en su día Almanzor, ha perdido el tambor. El relevo lo ha tomado el separatismo de izquierdas, ese tan radical y de tan inquietantes antecedentes que es ERC, una formación dirigida desde una celda y portavoceada, valga el solecismo, por un ruidoso e…