La mentira política

En el primero de los dos vergonzosos debates que han precedido a la cita electoral de hoy, comencé llevando la cuenta de las veces que los candidatos, unos y otros, se tildaban entre sí de mentirosos hasta que perdí la cuenta y comprendí que no era posible esperar de la tolerancia española con la mentira…