Mangas verdes

Tardía pero cierta, la Junta pide ahora severas penas de cárcel para el director general de Empleo que designó su sentina como “fondo de reptiles” y para su sucesor, por haber funcionado tan rapazmente valiéndose de una camarilla de amiguetes investidos como funcionarios. ¿Y nadie se percató de esa merienda durante tantos años, ni siquiera…