Equilibrio delicado

Será delicado el imprescindible equilibrio en el futuro “Gobierno del cambio” que se negociará esta semana. Valdrá, por supuesto, que ese Gobierno sea de coalición; no valdría que el correspondiente reparto de competencias internas desembocara en una indeseable bicefalia. ¿Resignar Hacienda en el socio, como quiere Ciudadanos? Pues vale, por qué no, pero sólo mientras…