Humo blanco

Humo blanco, por fin, sobre el palacio de San Telmo. Parece que los partidos ayer competidores y hoy socios han decidido propiciar el “cambio”. Y lo han hecho (de momento) negro sobre blanco, plasmado en no sé cuántas medidas regeneradoras de esta precita autonomía. ¿Punto final? No, punto de arranque en todo caso, porque ahora…