El valor del voto

No me acabo de creer los inquietantes augurios sobre la posible alta abstención que se podría registrar hoy. No es que falten motivos para justificarla, desde luego, pero la peculiar psicología social del electorado andaluz me parece que aconseja moderar esa indeseable previsión. Hoy saldremos de dudas, en cualquier caso, y ya verán como mañana…