El mundo que viene

Voy a Málaga en busca del viejo maestro, Manuel Alcántara, 91 años (¡“y 9 meses!”, puntualiza él) para hablar, sobre todo, del tiempo pasado, sostenidos por la energía sagrada del “dry Martini” que el sorbe lenta y cuidadosamente mientras evocamos recuerdos. ¡Son tantos los que se fueron ya! Apenas mencionamos el presente, de cuyo vértigo…