La mejor defensa

La mejor defensa es un buen ataque, eso no hay quien lo discuta. Tampoco que, con frecuencia, esa estrategia no encubre más que la debilidad del contumaz. El presidente de la Diputación onubense –en activo a pesar de estar dos veces imputado por la Justicia— no encuentra mejor expediente para demostrar su inocencia que escurrir…