Segunda mesa

La autonomía ha sido desde siempre plato de segunda mesa para el Gobierno central. La andaluza sabe de ello más que nadie, entre otras cosas, porque ya soportó dos defenestraciones de Presidentes –Escuredo y Borbolla– a manos de su propio “Gobierno amigo”. ¡Ni el color político cuenta cuando se alcanza la Moncloa! Antier mismo, la…