El respeto debido

Mal deben de andar las cosas en un país cuando en él se llega a ver con indiferencia que un grupo de ciudadanos abuchee e insulte al jefe del Gobierno en presencia, para mayor inri, de una ilustre visita de Estado. Peor si, encima, el ciudadano comprueba que semejante ultraje –sin duda, una noticia de…