Mandar a paseo

Que Andalucía carezca de un «plan de desarrollo» tras casi cuatro decenios de «régimen» es lo de menos para la Junta, ese «gran hermano» gastoso que ahora acaba de inventar lo inimaginable: enriquecer a la región, no industrializándola o mejorando si cabe su agricultura, sino abriendo sus caminos rurales al turismo naturalista. Y no se…