Toldilla del “Azor”

La estupenda ocurrencia del presidente Sánchez de volar en un Falcon del Ejército del Aire tiene poco de original, ésa es la verdad. Recuerden la que se armó cuando Guerra requirió los servicios de un Mystère para volver de Portugal saltándose la incómoda cola de Villareal de Santo Antonio o el jaleo provocado por Zapatero…