Bajo el volcán

Llega el calor y los problemas continúan bajo una autoridad decreciente. Los turistas –¡y los nativos!— desconcertados por la huelga salvaje de los taxistas, las policías sin saber qué hacer mientras los inmigrantes llegan a cientos y sus menores a cientos se fugan de los centros de acogida. El Gobierno y la Junta, por su…