La mesa limpia

Asombra que la Junta no haya sido capaz de mantener nuestras playas –primera fuente de nuestra economía— en un estado de revista siquiera razonable. Pero no lo ha sido. En tiempos fue Griñán quien afrontó con éxito ese problema pero luego, entre la incompetencia y la abulia, el menguante “poder andaluz” ha permitido su deterioro…