¡Que no!

A pesar de que hace ya más de un lustro que el TSJA señalara a la Junta por “acosar” (sic) al funcionario y testigo protegido que denunció las corrupciones en el “caso Formación”, la Junta continúa erre que erre apaleando al cuitado. ¡Que no, que no hay cuartelillo para el discrepante y menos para el…