Dudas vulgares

Media España ha comentado ya, “sine ira” o con ella, la tragicomedia de la disolución de ETA. En esos comentarios hemos podido comprobar una masiva confluencia de criterios pues, salvo excepciones contumaces, en la inmensa mayoría de ellos crepita de fondo el horror y la tristeza, además de emotiva sombra de frustración. Mejor que haya…