La raya penal

Es lógico que el ex-consejero Luciano Alonso lamente el calvario que ha supuesto para él y su familia su doble proceso judicial provocado por el caso de los “contratos fantasmas”. Es delgada la raya que separa la “conducta irregular y reprochable administrativamente”, como dice la sentencia del TSJA, y la responsabilidad penal. Pero el señor…