Punto en boca

No es la primera vez ni será, probablemente, la última en que la Junta autónoma represalia al funcionario que osa ejercer su inalienable deber de independencia. Ahí tienen al «testigo protegido» (¿) que denunció la presunta merienda de los fondos de educación por parte de sindicatos y empresarios, soportando el «apartheid» –ejemplarizante a más de…