Tocar o no tocar

Una emotiva ovación de su grupo saludó antier a la presidenta Díaz en el Parlamento tras su tremenda derrota que, para qué engañarnos, es un poco la derrota de todos. Ella correspondió con sinceridad confesándoles por pasiva a sus compañeros que, una vez finalizada la batalla por el poder madrileño, “ahora toca” ocuparse de Andalucía.…