Divide y perderás

Fueron los griegos clásicos –los de Pericles, no los de Tsipras– quienes vieron en la división interna la garantía de la derrota. Pero pasan los siglos y casi nadie se aprende la lección. Ahí  tienen el bastinazo francés de los partidos tradicionales (el PSE va ya por un 6 por ciento…), aunque más cerca tenemos…