¡Perdonen, por Dios!

El portavoz de la Junta -¡la Andalucía imparable!- no conocía ayer, ay, la tremenda encuesta sobre la pobreza confeccionada por el Instituto Nacional de Estadística. ¡Mecachis! Si la hubiera conocido sabría que los pobres andaluces se multiplican a ritmo rápido y se agarran firmemente a la cola del país, lo que supone ya que un…