Puñetas judiciales

Ahora sabemos que nombrar “ilegalmente” altos cargos fantasmas no es “injusto” y que el festín de los fondos de formación –cientos de millones despilfarrados con la más gratuita liberalidad—no constituye delito alguno al no pasar de ínfimas “irregularidades administrativas”. El hábil manejo de la comisión parlamentaria encomendada por el PSOE a Ciudadanos ha acabado, como…