Todos espías

No me gustan las grabaciones secretas. Comprendo, sin embargo, que hemos llegado a un punto en que grabar las conversas con el Poder o sus allegados se ha convertido en una necesidad algo más que disculpable, lo que ha convertido a nuestro país en una película de espías. Cuando un funcionario discreto le dijo a…