Las cuentas claras

Las Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) quieren, según dicen, eliminar los mitos corrientes sobre esa enseñanza “concertada” que en Andalucía gestiona 413 centros educativos –¿qué ocurriría en esta sociedad si se cerraran esas puertas tan combatidas?–, se ocupa de 230.000 alumnos y emplea a 16.000 profesionales. La ECA afronta una campaña de concienciación ciudadana para…

Creced y multiplicaos

Hay un acuerdo que rige, casi sin excepción, entre los demógrafos, consistente en que la tasa de natalidad, es decir, de hijos por mujer, debe como mínimo alcanzar la cifra del 2’1. Con menos hijos que los que compromete esa tasa, nada garantiza el relevo generacional y por eso suele llamarse a ese concepto “fecundidad…

Parto de los montes

Un poco se tiene la sensación en Andalucía de que, tras tanto trueno, la montaña parió un ratón. ¿No podía el PP haber señalado a ese candidato hace dos años por lo menos? ¿Era imprescindible dejar en ridículo al secretario general de la formación a quien se daba por candidato “in pectore”? ¿Y oponer a…

Venus y Júpiter

Los fanáticos del sensismo –esa herencia espuria de Condillac—pintan la ventaja noológica de los sentidos de manera mucho más simple de lo que en realidad es. No está tan claro que lo que nuestros ojos ven sea lo que parece, cosa que tiene indudable trascendencia epistemológica. La vista, por ejemplo, competidora del oído, se equivoca…

Susana, la exterminadora

Si una cosa que no se le puede negar a la nueva Presidenta es su implacable, aunque planificada, decisión de separar en lo posible de la Junta a todo elemento contaminado por las corrupciones. El último caso es el del despido de la que fuera presidenta de Invercaria, Laura Gómiz, cazada en una grabación demoledora…

Fiat Iustitia

Según me contara mi padre (unas dos mil veces), el rey don Alfonso XIII revalidó su mote de “Rey caballero” una vez que, paseando de incógnito por el parque de María Luisa, fue multado por un guarda tras arrancar una flor para la dama que lo acompañaba. “¿Nombre?”, preguntó el agente. “Alfonso XIII”. “¿Profesión?”, insistió…