Cerrar el grifo

No llueve ni a tiros este otoño. Una especie de ambigua estación, soleada y fría, se alarga ya hasta internarse en pleno Adviento llevando la inquietud, como tantas y tantas veces, al labriego que mira inquieto al cielo. Se recuerda incluso nuestra precariedad en el negocio del agua, las restricciones no tan lejanas en las…