Palo y zanahoria

Los informes sobre la suerte de los profesionales del periodismo por esos mundos de Dios son concluyentes, por lo general, en que el periodismo es una profesión de riesgo. Cada año nos muestran esos informes el resumen de las violencias ejercidas sobre ellos, el número de víctimas mortales, el de secuestrados, incluso el de torturados…