Muertos dudosos

Está reciente la exhumación de Yaser Arafat a instancias de su viuda que sospecha que el Rais no murió de muerte natural sino envenenado con polonio radiactivo por sus enemigos, circunstancia de, de comprobarse, abriría el camino a una acción en el Tribunal Penal Internacional. Ahora le toca el turno a Pablo Neruda, también desenterrado…