Año incierto

Acaso sea voluntarismo, pero uno tiene esperanzas de que el año entrante, con su equívoca carga numerológica, marque el fin del principio y abra el principio del final, con permiso de los republicanos yanquis y de los burócratas de Bruselas. En cuanto a Andalucía, poco cabe esperar: Griñán, sostenido en vilo por IU, mantendrá su…