Nuestros bonzos

Como aquellos monjes del misticismo oriental que, en los años 60, se quemaban en público, ahí están ya también nuestros primeros bonzos inmolándose desesperados por la crisis. Ante esa imagen escandaliza la porfía sobre el significado de la caída del paro en diciembre, ese rifirrafe político que utiliza la desgracia del desempleo como ariete contra…

Desnudos benéficos

No hay quien pare ya la boga del desnudo colectivo como reclamo benéfico o reivindicativo. Amas de casa, bomberos, policías locales, ferroviarios o feministas han decidido que la exhibición insólita del cuerpo desnudo (de la sólita no hay ni que hablar) puede conseguir, bien la atención sobre algún problema grave, bien la simple colecta para…

En torno al pesebre

La mera sugerencia de suprimir las costosas mancomunidades –auténticos refugios para la clientela política de cada partido—ha merecido que el PSOE califique que el proyecto de “expropiación de la democracia”. Se comprende, sobre todo en Andalucía, comunidad en la que, si no existieran esos pesebres, el “régimen” se sentiría mucho menos seguro, sin contar con…

De puntillas

Le recordaba el otro día en la radio la vieja idea de Ernst Mandel de que ni los grupos sociales ni los individuos suelen percibir con claridad ni las razones ni los efectos de las calamidades que traen las crisis. Y a ese propósito, un lector me recuerda que el mismo fenómeno podría aplicársele al…

Demasiado fácil

Con el robo perpetrado en la Aduana onubense la noche de fin de año –mil kilos de hachis decomisado, una fortuna—se colma el vaso de paciencia. Tres robos gravísimos de droga en dependencias oficiales o, en todo caso, en depósitos institucionales que se suponen vigilados, son demasiados robos como para que no prospere la hipótesis…

Pulso al rico

Tan democrático es defender que la carga fiscal debe repartirse progresivamente de manera que quien más gana (y tiene) pague más que los que perciben menos, como demagógica y, lo que es peor, ingenua, es la fórmula que forzar la carga contributiva sobre el rico por el hecho de serlo. Lo acaba de comprobar Hollade…