El enigma bancario

Yo creía haberlo visto todo ya en esta perra vida, pero me equivocaba.  Me faltaba ver a Rajoy nacionalizar un banco en ruinas sin plantear siquiera esa cuestión tan socorrida de si la nacionalización es de derechas o es de izquierda. Mi primera reacción, superado el soponcio, ha sido caer en la cuenta de que…

Belmonte

El co-Presidente Valderas no parece estar ya tan preocupado por la corrupción del “régimen” que, antes de las elecciones, perjuraba que iba a poner patas arriba antes que nada en una comisión parlamentaria. Es más, hasta se ha apresurado a abundar en el criterio expuesto por el fiscal-consejero Llera descalificando a la juez Alaya con…

Tócala otra vez, Sam

Los herederos de Humprey Bogart le han puesto pleito a Burberry por haber utilizado en su propaganda la imagen –inolvidable, ciertamente—de la despedida del héroe e Ingrid Bergman en un imaginario aeropuerto de Casablanca, imagen en la que ya me dirán quién no recuerda que Bogart aparecía enfundado en una trinchera Burberry. Creen los herederos…

Floreros caros

La encumbrada consejera de Presidencia, Susana Díaz, voz audible del co-presidente Griñán, ha colmado de elogios al co-presidente Valderas que, en realidad, no acaba de encajar en el organigrama ni de cogerle las medidas a su poltrona. “El señor Valderas es un aval para este Gobierno, por su trayectoria de solvencia y de responsabilidad en…

Destinos del arte

Van a volver a Sevilla los importantes Murillos que el mariscal Soult se llevó en carros a su país y luego se quedaron por ahí enredados en la madeja tejida por nuestros jacobinos. Será expuestas este otoño junto con los lienzos expoliados en Santa María la Blanca y luego en El Prado madrileño para viajar…

En corral ajeno

No sé qué inquietudes ha disipado Griñán en los empresarios en relación con los comunistas que co-gobiernan con él, ya que los mandapoco de IU, a pesar de todo, y como entiende parte de la militancia radical, van a estar en ese Gobierno de fieles como gallos (o gallinas) en corral ajeno. Pero había prisas…