País friqui

La democracia directa tiene sus inconvenientes. Abrirle la puerta de par en par a la opinión para que se retrate mostrando sin intermediarios sus preferencias y rechazos, mismamente, parece un ejercicio elemental de transparencia pero puede resultar una trampa de la que salga trasquilada nuestra imagen colectiva. Ahí tienen la encuesta abierta de una cadena…