La huída fiscal

Cuando llega el mes de junio suelo sentirme menos crítico con los evasores fiscales. Es natural, como tal reacción dictada por el instinto de supervivencia, aunque no se me oculta que no deja de ser fea. En el fondo, y dado el espectáculo de la rapiña política, hay que comprender que los menos fuertes tengamos…