El fuego purificador

La noticia de que el disco duro del “caso Faisán” ha sido robado limpiamente del despacho que el fiscal que lo lleva posee en la Audiencia Nacional no constituye novedad alguna. En tiempos de Juan Guerra unos ficheros sensibles de cierta consejería andaluza ardieron sin que jamás se supiera quién fue el incendiario, de la…