El saco roto

Recibo las quejas de un muy amigo hispano-alemán por haber dicho en esta misma columna que Alemania iba a conseguir en estos cinco años de crisis lo que no consiguió con tres guerras europeas consecutivas. Le digo que lo siento, pero que no suelo callarme aquello en lo que creo, y él me corresponde reconociendo…

En otoño hablamos

¿No tiene vacaciones la juez Alaya?, se preguntan con desasosiego en la Junta a la vista de su incansable instrucción. Y ¿podría yo adelantar las mías?, repiten en el eco los letrados del Parlamento. En lo único que lleva razón el “out sider” Gordillo es en que, con la que está cayendo, carece de sentido…