Anchas mangas

Recuerdo muy bien con qué denuedo se defendían desde la política los primeros casos de corrupción (¡y los últimos!) con el dudoso argumento de su excepcionalidad. Es la naturaleza humana –se decía–, la propia condición del hombre, la que mancha un sistema bajo su exclusiva responsabilidad, proyectando la obra de “cuatro golfos”  en una falsa…

Malos consejeros

Los nervios son malos consejeros. Lo estamos comprobando cada vez más a medida que la juez Alaya va desgranando autos a cual más inquietante. Tras el último, en el que mandaba parar la instrucción un par de meses para estudiar con pausa el tremendo informe de la Guardia Civil que apunta a la cabeza de…