La ardilla y el fruto

Justo cuando media Europa recuerda que la primera niña-probeta acaba de cumplir 30 años, unos sabios rusos han logrado reproducir por vez primera una planta a partir de tejido ancestral. La planta, lleva el sugerente nombre de Silene Stenophilla y su fruto –del que, a partir de tejidos-madre, oportunamente polinizados, se ha logrado el prodigio—llevaba…