La democracia perfecta

Es un signo de madurez, seguramente, éste que en nuestros días hace recapacitar a muchos antiguos antiyanquis que no por esa rectificación han de olvidar los abusos intolerables perpetrados por ese gran país –la “democracia perfecta”, ironizaba Bourdieu—en el pasado, incluso el muy reciente. Las foto de Abu Ghraib o la de los cuatro soldados…