El macho feroz

Justo cuando los observadores subrayan la activa participación de las mujeres en las revoluciones que están teniendo lugar en los países árabes, un gran premio periodístico ha recaído en la portada de la revista Time en la que aparecía la imagen desoladora de la joven afgana Bibi Aisha, a la que su marido, aconsejado por…

La cara del partido

La consejera de Presidencia anda haciendo juegos de palabras (y malabares, claro) para justificar lo injustificable, a saber el escándalo supremo de las prejubilaciones falsas y, posteriormente, el fraude en las ayudas a la creación de  empleo, ambos protagonizados por la Junta. Dice, por ejemplo, que “no estamos echándole cara al asunto” sino “dando la…

Mal comparado

Inquietante comparación entre el pueblo egipcio y el español la que ha hecho desde el PP, González Pons: “Habéis visto a Egipto. El pueblo, cuando quiere, puede. Y el pueblo español, quiere”, ha dicho sin pensárselo dos veces. O la de Chaves. “Todos somos egipcios”. Malas comparaciones, yo diría que insensatas, no sólo por las…

El buen hombre

No vale un pito el argumento desesperado que consiste en presentar las denuncias contra nuestra dirigencia política como ataques a Andalucía y a su pueblo. Cuentos. Lo que se denuncia son las golferías de quienes sean, por lo general con nombres y apellidos, sin relación alguna con el buen nombre de esta gente nuestra, por…

La enfermedad urbana

Un airecillo más que fresco ha librado a Barcelona días atrás de la famosa “boina negra” provocada por la contaminación. En Madrid ha sido la lluvia prometida la que ha hecho a la capital el trabajo sucio, aunque no a tiempo de evitar el debate sobre la necesidad de agravar los tributos sobre aquellos que…

Pipa de la paz

Ha propuesto Griñán en el consistorio celebrado en Sevilla una campaña limpia, discreta y respetuosa –“sin crispación”, dice él- pero a renglón seguido le ha endilgado al rival uno de los ataques más duros posibles, más llamativo todavía dada su condición poco estridente y su habitual moderantismo. Pero ¿cómo osan proponer una política educada y…