El peligro amarillo

La imaginación de Griñán está que se sale. Pudo comprobarse antier al escucharle en el Parlamento replicar a las duras acusaciones de Valderas  (“Vive usted fuera de la realidad”, “no rectifica absolutamente nada porque su soberbia política le ciega) que el quid de la cuestión está en la ebullición financiera china, en los efectos distales…

Nostalgia del saber

Demasiados profesores se quejan hoy de que la incultura generalizada se ha convertido en una obsesión que la connivencia de las tecnologías está agravando hasta un punto de no retorno. Cierto, pero echemos la vista atrás para comprobar que ese fracaso de la educación no es nuevo sino que está ahí presente desde que el…

Locos de remate

El tercer Plan Integral para la Integración (PIPIA) que lanza la Junta lleva dentro un arma de integración masiva: la de la implantación del árabe como segunda lengua extranjera en la Enseñanza Secundaria Obligatoria con el fin de procurar integrar del alumnado docente y para lo que previene 2.500 millones hasta 2013. No hay modo…

Nuevas dictaduras

Como él sabe que nada más lejos de mi ánimo que polemizar con él, con quien tanto coincido, me permito apostillar alguna consideración al artículo que, con el título de “Una nueva dictadura” publicó aquí a mi lado, antier mismo, mi amigo Plácido Fernández-Viagas. Se mostraba Plácido muy preocupado porque a la inquisición que históricamente…

Cese sonado

Desayuno de despedida en la consejería de Hacienda y Administración Pública. El secretario general cesado quita importancia a su papel en el “decretazo” de integración de enchufados y brama contra quienes han difundido por tierra, mar y aire el informe sobre sus actuaciones particulares amenazando con ir a los tribunales una vez concluida la caza…

El poder y el mal

No ha resultado poco estimulante la práctica unanimidad de los comentarios aparecidos en torno a las miserables declaraciones de González sobre su papel en el terrorismo de Estado. Un político influyente asumiendo la actividad criminal del Estado y, en consecuencia, la del político mismo, constituye un espectáculo demasiado escandaloso como para que la reacción hubiera…