La bronca nacional

No entiendo el alboroto por el abucheo al Presidente del Gobierno en el desfile militar. Personalmente lo considero lamentable –todo abucheo lo es—en la medida en que traducía una bronca nacional para la que no faltan razones pero a la que no asiste ninguna razón para el desacato. Una demostración semejante ante el propio Jefe…

Triste profecía

Lo dijimos aquí hace muchos meses: el lío de Astilleros es un montaje del PSOE y la Junta para acabar cerrando la factoría de Huelva en auxilio y salvación de la sevillana, a la que, en su día, Huelva salvó de la quema, precisamente, cediéndole parte de su carga de trabajo. Un “nini” como Mario…