El adiós interminable

Si algo podrá definir a esta sociedad en un retrato futuro es posible que sea su desmesura. No tiene medida este tiempo confuso, ni para el Bien ni para el Mal, pero sobre todo no la tiene para las banalidades y para ese lamentable rasgo subcultural que es la ambigüedad. El interminable duelo por Jackson…

Vacunas distintas

Debe aclararse a toda prisa la noticia de que la vacuna contra el cáncer de cérvix administrada en Andalucía no protege más que frente a dos males mientras que la usada por la sanidad catalana protege frente a cuatro. Si es verdad que cuestan igual una que otra, peor lo ponen todavía, porque la pregunta…

IU se sube a la parra

No se ha andado con contemplaciones el coordinador de IU, Pedro Jiménez, al arremeter contra los dos grandes partidos. Al alcalde de la capital lo tacha de “suicida” acusándole de gestionar una política desentendida de la crisis. De la consejera de Medio Ambiente, dice que es “la peor consejera de la Historia”, así, ni más…

La casa y la calle

La amenaza de la pandemia gripal nos ha devuelto la ilusión de que el lugar más seguro es siempre la casa. La calle es la intemperie, el espacio expuesto, la geografía del riesgo, mientras que la casa acogedora representa el refugio seguro, placentario, el “castillo interior” se me permiten la bella expresión teresiana, en cuyo…

La costumbre del lugar

Nunca escuché una justificación más ilustrativa de la corrupción que la proporcionada al mismísimo juez por el ex-alcalde de Bollullos del Condado (PSOE) tras ser acusado de tramitar ilegalmente las obras municipales: “Es como se hacía siempre”, dijo, el hombre. Reconoce que las obras se hacían sin consignación presupuestaria y contra el informe de la…

Respaldar la ilegalidad

Grave que el ex-alcalde bollullero, Carlos Sánchez, reconozca sin asomo de arrepentimiento, haberse saltado la ley a la hora de gestionar el Ayuntamiento –lo que según él era un hábito de la casa– en unión de sus compañeros imputados. Pero mucho más grave es que el PSOE los respalde porque, cuentos solidarios aparte, eso implica…