Galería de granujas

Tras una minuciosa investigación del Senado americano sobre los desmanes de gobernantes africanos, los responsables del informe han decidido titularlo con un dicterio estupendo: “galería de granujas”. Hablaban en él, sobre todo, de Omar Bongo, baranda de Gabón y aliado firme de Francia, cuyas hazañas predadoras llegaron a comprometer seriamente a los propios presidentes franceses…

Qué nivel!

Si siempre supone un trago escuchar al ministro de Trabajo, oír al consejero de Empleo andaluz es ya para nota de beatitud. Juzguen por sí mismos: “Nosotros no nos podemos castigar a nosotros mismos si no vemos si los demás están igual o peor que nosotros, porque es que si no, tu verás, siempre estamos…

Dale que te pego

No se paran ni a sopesar medianamente lo que dicen, se limitan a largar del adversario y a otra cosa. La portavoz del PSOE acaba de demostrarlo al exigir ¡al alcalde de la capital! que se pronuncie sobre la amenazante situación del Polo. Fíjense bien: no a la Junta ni a su consejería del ramo,…

Ruido de cadenas

No se comprende con facilidad el imparable avance de la secularización de nuestras sociedades con el progreso simultáneo de la credulidad. Se explica que la llamada “racionalidad postindustrial” ande socavando los cimientos psíquicos de la creencia en lo sagrado, un fenómeno decisivo que conocemos bien desde que lo estudiara Max Weber y que los fenomenólogos,…

Fuera hace frío

Un lector publicaba aquí mismo ayer una carta espléndida en la que, glosando a Luis Carlos Rejón, le cantaba las cuarenta a los cabreados de IU en el sentido de que si Rosa Aguilar había claudicado ante la “tentación demoníaca permanente” del PSOE (Cayo Lara), la verdad es que ellos, los cabreados, sin excepción probablemente,…

Aron

También en el Andévalo han aprendido a calzón quitado las técnicas de escamoteo presupuestario y burla de la intervención. Más de 125.000 euros dice el PP (y si no lo demuestra debería golpearse el pecho) que están por justificar en El Cerro y la Mancomunidad andevaleña, dinero esfumado que nadie sabe dónde está ni a…