El terrorista bueno

La visita de Gadafi a España, con su cortejo extravagante, su jaima y sus cien vírgenes guardianas, está resultando repugnante. No esto ni lo otro, sino repugnante. Una auténtica vergüenza nacional. ¿Que por qué? ¡Pues por casi nada! Para empezar, porque Gadafi es un dictador brutal que tiene en un puño a un pueblo pobre…

Votos antes que salud

En Lepe acaban de poner la primera piedra del hospital prometido por Chaves en el 2004 y que, según ese compromiso, debería estar funcionando ya. Llegará, si es que llega, siete años después de lo comprometido, y eso si no se enredan las cosas, que todo puede ser, mientras continúa cerrado a cal y canto…