Ojo al limpiabotas

Mis amigos economistas me evitan estos días –supongo que igual debió de pasarle a nuestros abuelos cuando la otra vez– temerosos de pronunciarse sobre la crisis. Los pocos con los que logro hablar no se ponen de acuerdo, siempre entre Keynes y Friedman, cuarto y mitad de Hayes por si acaso, convencidos unos de que…

Fábrica de parados

La planta 41 de rodamientos de la clausurada Delphi se ha convertido en una oficina de paro: seis mesas y catorce empleados se afanan en tramitar inscripciones, calcular finiquitos y, en definitiva, en enterrar laboralmente a esos “parados con perspectivas” que es como los llama el presidente de su comité de empresa. Eso era todo,…