Vuelven los conversos

Una fría tarde parisina anterior a la mitificada primavera del 68 me llevaron en París a escuchar a Roger Garaudy. Hablaba en un salón abarrotado en el que las consignas gritadas no permitían escuchar apenas las razones flotantes en la atmósfera psicodélica. Garaudy era todavía el pope del PCF, su gran ideólogo, el rival de…