El lío del Rocío

  Aquí el Estado es aconfesional, incluso laico según algunos que no se han leído la Constitución, pero a la hora de los disturbios ahí tienen a los barandas llevándole rosas (rojas, por supuesto) a la Blanca Paloma. Aquí no hay quien no se proclame campeón de la austeridad pero a la hora del convite…