El 4 Gats

Está, o estaba, porque ya nunca se sabe, en el museo de Olot. Se llama “La carga” y lo firma Ramón Casas, acaso el artista que captó mejor la estampa de la represión brutal en la España antigua, sobre todo en Cataluña. Pintura revolucionaria, se ha dicho, como la durísima “Ejecución en Barcelona”, como “La…

Fuera de quicio

  Todo lo que se haga por la igualdad entre los sexos, bueno es. Lo que se haga por esa causa o cualquier otra causa justa de manera impropia, malo. Hay demasiada industria alrededor de la legítima aspiración a la igualdad, demasiada burocracia, demasiado camelo. En alguna comarca andaluza se crea “un espacio de reflexión…

Lo de Punta

  Merecido el varapalo judicial que ha supuesto el archivo de la denuncia presentada por Los Verdes contra el alcalde de Punta Umbría con el evidente apoyo del PSOE. Justificada la reacción del alcalde que anuncia querellas a gogó y acusa sin ambages a éste último de ser el inductor de ese diputado verde para…

Sobre ruedas

Una noticia fenomenal ha venido, una vez más esta temporada, a aliviar al Gobierno frente a la previsible carga mediática que pudiera haberse derivado del tragicómico debate del Estatuto andaluz en el Congreso y del brete ante el que el Consejo Superior del Poder Judicial sitúa a los enterradores del 11-M al descalificar al juez…

Lápida para Estatuto

  “El Estatuto de Andalucía destruye la idea de privilegios entre autonomías”, Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno. “Aquí si debería ser posible el abandono del ‘no’ incondicional y con un deseo de participación constructiva”, el mismo. “Andalucía no se merece ser coartada de Cataluña”, Mariano Rajoy, jefe de la Oposición. “Agradezcan que Zapatero sea incoherente…

Soledad pero menos

  Se dice ingenuamente –aquí mismo lo hemos dicho—que, tras el ‘plante’ de sus “socios” y de la leal oposición, Cejudo va a quedarse sólo en el casoplón que hemos alquilado o, al menos, hemos pagado entre todos, en El Rocío para acoger a nuestros próceres mientras dure al romería. Bueno, ya verán cómo no…